¿Sexo o Seguridad?



El hombre desarrollado se ve a si mismo como el animal racional que domina por encima del resto por la facultad de organización. Él ha creado el Estado, la gran obra racional que tantas vidas ha costado.

Sabido es que debido a la vanidad y a la soberbia tendemos a despreciar todo aquello que no sea racional, no esta a nuestra altura sin embargo hormigas, termitas y abejas tiene sistemas instintivos de organización que también les sirven para poder sobrevivir ;comparado con esta obra de la evolución de los insectos el tiempo que el ser humano tardo en crear el Estado es una ínfima parte , demostrando de nuevo la rapidez que el hombre dispone para crear algo que después pueda destruir.

Como si ellas nos adoraran desde el suelo nos imitan: van a trabajar,a buscar comida , cuidan de sus larvas en guarderías ,incluso dominan la pequeña agricultura, figuradamente. Estos insectos son como pequeños baluartes de la raza humana, aquí el espacio publico esta circundando a la reina que posee el poder ilimitado al que Juan Bodino y Rousseau llaman soberanía , el poder absoluto que gobierna para hacerse perpetuo. No obstante los insectos, simples abonos de la tierra por donde pisa el hombre, están limitados por su razón, por su consciencia y por su inteligencia que les hace distribuirse en pequeños compartimentos no mecánicos sino orgánicos instintivamente.

Para conseguir este simún existencial, una batalla volcánica que es la batalla entre el lobo solitario y el rebaño acomodado, han tenido que limitar sus funciones sexuales, la fuente verdadera de poder del ser animal.

No todos pueden reproducirse libremente, tampoco pueden realizarse individualmente en esta faceta, al igual que nosotros debemos instantáneamente renunciar a la libertad plena cuando al inducirnos a la democracia creamos las instituciones que la hacen posible, sin embargo estos están estancos en una única forma instintiva atemporal, coactiva en el sentido de la reproducción es el mayor poder de una especie y este reside en el órgano mayor de poder, aquí existe una sexuscracia, en este sentido sugiero un libro de 1934 llamado “Termitenwahn” donde la sociedad esta orgánicamente estructurada , esto es el fin del ser humano .

Nuestra organización ha pasado por diferentes etapas reproductivas donde los fluidos se controlaban a traves de normas legales y/o morales, en la actual el Estado promociona por un lado las ayudas por familia numerosa y por otro el uso de condones y el aborto, posicionándose en la neutralidad positivista tópica donde se percibe que pueda haber molestias o agravios morales a asociaciones cristianas, a sindicatos o organizaciones de gays y lesbianas, prefiriendo ser aquí el Estado el monstruo de las mil caras. Todo el mundo puede tener sexo con todo el mundo, pero ¿Qué conseguimos? Aquí los expertos comentan que la lucha por la identidad en el conjunto de personas nos lleva a mantener una posición posesiva del sexo, en cierta manera la supervivencia en un principio esta a hombros de la reproducción sexual, cuando creamos el Estado estamos defendiendo el sistema anterior menos lo injusto, que no es más que lo que tendemos a acordar como injusto, incluido esta reproducción biológica, pero dentro de lo puramente vinculante y coercitivo , como la ley, encontramos en la supervivencia del genero humano, a través del sexo, algo digno del derecho internacional, díganme ustedes si me equivoco al pensar que con mil trescientos millones de republicanos chinos podemos hablar ya de reproducción por necesidad vital ,mas que por una cuestión de supervivencia voluntaria de un pueblo que quiera conservar su espíritu de pueblo.

Cuando vemos la absoluta dimensión de todo no podemos equivocarnos si decimos que todo tiene esa ilusión mágica de lo cabal, como si todo encajase para hacerse un bloque enorme de controversias, pero incluso desde lo amplio del horizonte donde todo pinta igual, se puede advertir que si deseamos mantener nuestros ideales sexuales a flote lo colectivo tiene tendencia a descomponerse, a menos que lo publico se mezcle con lo privado cosa muy difícil , ya que solo sucede en los países totalitarios como lo fue España en época de Franco. Suena irrisorio el hecho de que el mismo Estado surja como defensa del hombre temeroso por una elección lógica de descarte de las posibilidades que le llevan a la muerte, como defensa de un sistema que lo permite la supervivencia incluyendo lo reproductivo y sean los sistemas más sofisticados y definidos en los que la natalidad sea negativa hasta el punto de que por sobrevivir en comodidad, como patricios del mundo viviendo en la gran obra racional “la democracia” ,vayamos todos hacia una muerte demográfica o a la crisis total de la Seguridad Social tal y como la conocemos o a la perdida del conjunto por lo extremadamente individual o la perdida de identidad por olvido.


En la foto el libro “Sex, State and Society. Comparative Perspectives on the History of Sexuality” de un autor finlandés Lars-Göran Tedebrand, que incluye información sobre Sida , violaciones de niños, reformas de los códigos penales en esta materia, en fin lo que queráis acerca de sexo y política esta ahí dentro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s