El plagio de Descartes #NoAlToroDeLaVega

Retrato de Gomez Pereira, obra del Greco

Retrato de Gomez Pereira, obra del Greco

Uno de los pensadores españoles más importantes del siglo XVI fue el académico Gomez Pereira, un científico adelantado a su tiempo tanto que una de sus teorías más famosas pasó de generación en generación y existen muchos filósofos que dedican su tiempo a averiguar si esta teoría fue plagiada por el famoso filósofo francés René Descartes. Se trata de la teoría del automatismo animal publicada en su obra Antoniana Margarita, Gomez Pereira argumentaba racionalmente que los animales, sin contar al ser humano, carecen de alma, tanto espiritual como sensitiva, y aunque negar a los animales su espiritualidad a los animales les da igual (cosa que podemos poner en duda cuando por ejemplo ahora sabemos que los elefantes visitan los huesos de sus compañeros muertos) decir que los animales no sienten justifica el maltrato animal y eso a los animales sí nos importa.

Hay que cuidarse de los valores y creencias del antiguo régimen español, como la teoría del automatismo animal, porque son un prologo a las ideas raciales y darwinistas que vemos en la Europa del siglo XIX, fundamento del fascismo y el nazismo,  aunque hayan pasado cinco siglos siguen en nuestros cimientos. No estoy exagerando, desde la expulsión de los judíos y los moriscos, la matanza de los indígenas en América latina, son hechos que sumados dicen mucho, puede que pasaran siglos entre un suceso y otro, ahora estamos acostumbrados a que las cosas sucedan de gobierno en gobierno, pero una decisión como la expulsión de los moriscos tardó más de un siglo en implementarse desde que se tomó pasando de padre a hijo hasta Felipe III en 1609, eran pues decisiones que los monarcas tomaban con continuidad. Y si los sucesos de la historia española son pruebas de este pre-nazismo durante la monarquía de los Austrias también las ideas contemporáneas a estos hechos lo son, por ejemplo las del Jaime de Bleda para el que los moriscos, malos y no malos, eran “todos uno en el odio” mandados a España por culpa de nuestros pecados (sic).

Es por esto que algunas tradiciones como las del toreo deben debatirse de nuevo, no porque las tradiciones no deban existir, si no porque tal vez sus justificaciones pertenezcan a otra época, como la ausencia de alma sensitiva de los animales. No creo que haga falta flagelarnos por ser españoles bárbaros, lo civilizado también tiene mucho de lo que avergonzarse (como el plagio de Descartes), el punto es que esa cultura es una equivocación desde el punto de vista del respeto de los derechos del ser humano en tanto que animal. No se trata de no plantearse matar a un animal, se trata de reconocer los derechos que pertenecen al animal, ser humano incluido, y cuales pertenecen solo al ser humano. Uno de los padres de lo que hoy entendemos por Derecho, el juriconsulto Ulpiano decía que el derecho natural, base del Derecho, es “aquel que la naturaleza enseñó a todos los animales pues este derecho no es propio del género humano, sino común a todos los animales… De ahí deriva la unión del macho y la hembra que nosotros denominamos matrimonio; de ahí la procreación de los hijos, y de ahí su educación. Pues vemos que también los otros animales, incluso los salvajes, parecen tener conocimiento de este derecho”. Para Ulpiano el derecho natural es un derecho al que lo ético y lo necesario  le dicen como legislar a partes iguales, como el derecho de los hijos e hijas a ser educados. Se sigue entonces que dar muerte al animal por espectáculo no respeta este derecho, porque para el animal no es necesario ser espectáculo para nadie, ni el animal de circo, ni el burro de la feria ni, mucho menos, el sangriento toro de la Vega aunque sí  respete el derecho natural que los animales nos matemos entre nosotros, para alimentarnos. Los puntos importantes aquí son que el toreo atenta contra los derechos del ser humano, en tanto que animal, y que podemos darnos un momento de respiro y pensar cuales son las alternativas a dar muerte al toro por espectáculo. El toreo simboliza, entre muchas otras cosas, la lucha entre lo salvaje y lo técnico, lo lamentable es que a pesar de que el torero ensarte la espada con la precisión de un cirujano, en el toreo siempre gane la parte más bruta de esta práctica.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencia política

Una respuesta a “El plagio de Descartes #NoAlToroDeLaVega

  1. administrator

    La filosofía española también cuenta con una tradición contraria: Feijoo por ejemplo en su ‘La Racionalidad de los Brutos’, les atribuye sentimientos y razocinio. Descartes también plagió su ‘cógito’ de Gómez Pereira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s